Calendario Canónico

El Calendario litúrgico, adoptado en los Mundos Pontificios para el Rito de las Horas, data de la época del Cisma Protoislámico (c.4790 AD). En los archivos de la Sede Pontificia en Pontus Magister reposa la bula donde se decidió su aplicación y pautaron sus normas.

Estudiosos convienen en afirmar que el año litúrgico era de 12 meses. De allí proviene el número sagrado 365. El Calendario Litúrgico actual es de 15 meses, y persiste con tan sagrada vehemencia, que continúa vigente en encíclicas, homilías, discursos, epístolas, mensajes, exhortaciones, dispensas, edictos, bulas, interpretaciones, inspiraciones, y demás publicaciones pontificias.

En cuanto a las santidades aquí reveladas, corresponden a mártires de fe y de salvación, cuyo ejemplo renueva la fe en la Vera Cruz y la Luna Creciente. Con respecto a criaturas de otras químicas y de otros códigos generadores, ¿no se encuentra su Santoral anidado en el Mundo Ecuménico de Tsiolkovsky, para Gloria del Omnipotente que hizo enjambres de vida en mundos solares, entre nubes de gas ionozado, al borde incierto de Puentes de Gusano, o más allá del tirón gravitatorio de Agujeros Negros, cuyo idioma se detecta en gravitrones/masa?

Con humildad el Vicario Mesiánico, Sumo Pontífice y Mahdi supremo, Homero XXII ha dado la orden, y ha sido acatada, para que fieles, conversos y prosélitos de la Galaxia obtengan experiencias de la vida y milagros de estos mártires, para la Imperturbable Gloria de Aquél.

Calendario Canonico

Advertisements