Aguas de mayo, arte aguas*

*Texto de Lola Márquez, que aparece en el catálogo de la muestra “Aguas de mayo”

LOLA

“El primer cuadro abstracto de la historia del arte fue pintado en 1920 por Vassily Kandinsky y es una acuarela”: así de contundente es el registro en la historia universal del arte, para ubicar a la sutil acuarela como una precursora. Aunque ya el maestro Alberto Durero, mucho antes, por los años 1500, la había puesto en el centro de sus preferencias expresivas, retratando a la naturaleza y sus paisajes, en obras minuciosas, exquisitas.
Ver las acuarelas de Fernando Naranjo Espinoza me plantea más de una pregunta: ¿Toma la fotografía del paisaje, del objeto de su interés, o pinta directamente? A veces se podrá trabajar directamente, a veces no, me respondo. ¿Cómo elige sus temas? Observando –otra vez me contesto- pero no como cualquiera. Eso se nota enseguida. Sus acuarelas tienen un tramado de composición, que se asemeja a la buena obra de teatro: todo está justificado, nada está de más.
Una acuarela es una pintura que se plasma sobre un cartón o un papel, cuyos colores se diluyen en agua. Naranjo trabaja las aguas de los mares, ríos, lagos y riachuelos, en una fusión técnica precisa, que es simbólica y literal a la vez: es el portento de la acuarela en manos de un buen compositor.
Hace unos días, en mi hobby de ver acuarelas en la web, por casualidad –si es que existe-, entré a un sitio llamado latorredeMontaigne. Casi inmediatamente, apareció un recuadro que decía: “Hola. Soy Antonio Luis Cosano, director de acuarela de La Torre de Montaigne. Si te suscribes a nuestra circular, el trabajo de los acuarelistas te llegará silenciosamente.  Saludos.”
Quedé fascinada por aquello de “silenciosamente”. Porque me reveló que, inconscientemente, siempre he asociado a la acuarela con el silencio. La acuarela da un sentido de intimidad que no logra otro género. Hace mucho que miro las acuarelas de Fernando Naranjo, y siempre tengo la sensación de estar asomada a una ventana que sólo yo puedo ver, y que cada espectador puede mirar a su manera.
Celebro estas Aguas de mayo, como un tributo a la naturaleza respetada y amada por un artista que compendia palabra e imagen, en un creativo quehacer continuo.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s