ENGABAO, futuro inmediato… El Arte detrás de la Gente

Engabao Pto. Engabao

Engabao es único. No conformes con hacer avistamientos de Ovnis, allí los ven haciendo carreras… O, al menos eso es lo que predica su letrero, el más fabuloso de la Ciencia Ficción viva de Latinoamérica: OVNIÓDROMO.
Pero sobre todo, Engabao es un pueblo inmerso y orgulloso de su faena primordial: la pesca. Tan inmersos están en sus tareas que, a pesar de las socializaciones y capacitaciones de rigor, alguna vez que se programó un evento internacional de Surf, lograr que los pobladores retiren sus embarcaciones del varadero de la playa fue más titánico que alzarse con una ola tubo de tres metros o más.
Puerto EngabaoBotes Engabao

En otra ocasión como funcionario del Min Tur visité el poblado para investigar si el surf podría provocar un emprendimiento local de tablas que posicionara a la población en la óptica no solo de nuestros surfistas, sino de los aficionados extranjeros a las olas. Aquello implicaba contar con la guía de los artesanos de Playas a quienes no les llamó la atención, realmente, crear una “escuela” de hacedores de tablas lejos de su sitio de trabajo, y lo cierto es que a los “engabianos”, “engabaosenses” (o como fuere su gentilicio)  les importaba un pito el dichoso emprendimiento.

Octubre, 40 x 30cm sobre cartulina de 360grs $220,00

29 Acantilados en Engabao
Estas acuarelas salieron de los registros que tomé del lugar a lo largo de muchos meses, y aún creo que Engabao y su puerto tienen recursos que no he terminado de trasladar al papel.
Entre sus problemas realmente serios está el agua, aunque un tratamiento de sus drenes durante el invierno permitiría guardar humedad suficiente para faenas agrícolas; tarea para GADs y otros ministerios (MAE, MAGAP, SENAGUA).
Otro problema geográficamente cercano es el polígono de tiro de la FAE. Ignoro si seguirán sufriendo de esa especie de bombardeo seco, de guerra de ruidos, de terrenos de míralos pero no los toques, que sólo han contribuido a volverlos más curtidos y a esperar menos, por no decir nada, como cualquier pobre del país. Y ahora les quieren armar su nueva cruz: el Resort de Engabao donde nunca podrán entrar a menos que vayan de siervos, que es la fórmula social favorita de los emprendedores que pregonan las miles de plazas de trabajo que vienen acompañadas de su inversión, de spots de TV y Brochures on line. Engabao se imagina con toda precisión lo que realmente va a pasar: que van a ver a lo lejos a un pilo de gente bronceada y con gafas en los predios naturales que siempre fueron suyos, con el aplomo y la soberanía que por centurias ellos ejercieron al caminar sus playas que ya no caminarán más.
Las comunas de todo el país están pendientes de lo que suceda con Engabao.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s