Querido Erwin

Aún está fresca tu voz en mis recuerdos más recientes y percibo más que nada tu entusiasmo por las cosas que te apasionaban. Un día, que dabas una conferencia sobre ciencia ficción, con toda naturalidad vestías el atuendo de tripulante insigne de la flota Star; otra ocasión me explicabas los alcances que tendría tu “Historia del Ecuador”, y de qué manera estaría expresada a fin de que los chicos de nuestra secundaria se embarcaran en el ayer de esta tierra tan maltratada por sus gentes; ni qué decir de todo ese esfuerzo por mostrarnos los misterios del medioevo. No te seguí en todas Erwin, pero contigo se tenía la confianza cabal de que hicieres lo que hicieres estaría bien investigado, compendiado y expuesto, que las flechas de tu saber siempre darían en el blanco, que un oyente se convertiría ipso-facto en un replicante de tu dialéctica y de tu amor por todas las artes.

Sabes, siempre imagino a mis amigos más dilectos leyendo por encima de mi hombro lo que escribo. Hubo muchos textos que, en los últimos años, iban secretamente precedidos por tí, por lo que pudieras opinar, por lo que pudieras percibir como cursi y hasta ridículo, de modo que te convertí, ni más ni menos, que en una especie de corrector de pruebas inconsulto. Vas a seguir siéndolo por mucho tiempo, y supongo que para tus amigos y alumnos tu voz siempre será una guía querida y confiable.

Miguel Hernández lo dijo mejor: no hay extensión más grande que mi herida, lloro mi desventura en sus conjuntos, y siento más tu muerte que mi vida.

Advertisements

7 thoughts on “”

  1. me uno al sentimiento, es interesante q algunos blogs se hayan hecho eco de esto casi al unísono y ahora veo q este tb.paso para decir hola, tan solo para poner la punta del pie en la piscina, ya q parece q ahora comentario q escribo me lo borras,como ocurrió en el último post q opiné.ni modo.como decía Kansas, “all we are is dust in the wind”

    Like

  2. Me has mal interpretado, Flor. Lo que sucede es que ese artículo precisaba comentarios relativos a ese fatal reduccionismo fundamentalista de K y compañía. Esto de los Blog es algo nuevo, pero creo que las respuestas deben ser por tema propuesto. A propósito acabo de editar mi nuevo libro de CF “Cuídate de las coriolis de agosto”. Me encantaría que lo tuvieras aunque sea por un tiempo como libro de cabecera. A ver si imaginas cómo hacértelo llegar.

    Like

  3. Erwin fue en tierra un gran amigo y más que un compañero sentimental un apoyo constante en mi vida. Su entusiasmo, su pasión, sus ideas… continuan en cada uno de nosotros y eso es lo mejor que nos ha dejado. Se voltea la siguiente página y continua la historia.

    Like

  4. Estimado Fernando:No recuerdo si nos conocimos a través de Erwin, tal vez sí. Creo que nos reunimos un par de veces en tu casa o en la de Santibáñez (hace unos 10 años, tal vez) para conversar sobre ciencia ficción, a mí me gusta muchísimo el género y mi breve pero valiosa amistad con Erwin se dio porque ambos somos <>“trekkies”.<>Ha sido un gusto encontrarte por aquí y leer esta carta. Me encantó el post.Espero vernos pronto. Un abrazo, Denise

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s